Asi nace Skina

En Skina nos esforzamos a conciencia para trasladarte nuestra pasión, confeccionando una experiencia completa a través del producto y materia prima local. Saboreando desde el mar hasta el monte malagueño, pasando por las angostas e históricas calles del casco histórico marbellí, impregnadas de historia y costumbres de Andalucía. Siempre en manos de nuestros clientes, según sus necesidades, sus alergias, sus intolerancias, desarrollado alrededor del producto en sí, las trufas, los mariscos, nuestros panes elaborados

en casa, los dulces pudiendo acompañar cada receta con una pequeña copa de vino, elegidas entre las 700 referencias de nuestra Lista, ensalzando la pasión de los diferentes productores vitivinícolas del mundo. Laberínticas y escondidas, camufladas de cal,queriendo resguardarse de la brillante luz sureña. Las calles del casco histórico de Marbella nos arropan y nos hacen sentir en casa. Un lugar pequeño, perfecto para la comunión de creatividad, tradición, vanguardia y sabor.

” Las raíces de Skina se encuentran en el arraigo familiar, en querer plasmar mi sueño, querer hacer lo que más me gusta. “

En nuestra pqueña casa, los productos, tienen una importancia fundamental, basándonos en las temporadas de cada especie, escogiendo del mercado Marbellí todas las mañanas lo mejor de cada día.

Recorremos España buscando los productores que van a formar parte de nuestra familia. Contamos con las mejores materias primas para poder ofrecer a nuestros clientes la mejor experiencia.

Nuestra carta es dinámica y evoluciona con la aparición de nuevos productos, obteniendo experiencias únicas potenciadas por ese mundo de sabores que hay en Skina y que hacen que no se borren de la memoria.

En Skina se elabora una cocina mediterránea basada en productos de suma calidad, con creativos toques de vanguardia y modernismo, realizando una exquisita mezcla de contrastes, rescatando los sabores de la cocina tradicional andaluza, una cocina de sensaciones y placeres, todo ello rehogado con una variada y selecta carta de vinos que hacen que el paladar de nuestros comensales se eleve a la máxima expresión del buen gusto.

“La bodega de Skina es un homenaje a los pequeños productores de las mejores zonas vitivinícolas del mundo, en ella se refleja claramente mis gustos personales y el amor a la uva Chardonnay de la Borgoña y por los Champagnes de pequeña producción. Siempre he tratado de conseguir una carta de vinos con añadas antiguas, añadas míticas de vinos, y que éstos se encuentren en óptimo estado y en su mejor momento de consumo”.

“La bodega de Skina es un homenaje a los pequeños productores de las mejores zonas vitivinícolas del mundo, en ella se refleja claramente mis gustos personales y el amor a la uva Chardonnay de la Borgoña y por los Champagnes de pequeña producción. Siempre he tratado de conseguir una carta de vinos con añadas antiguas, añadas míticas de vinos, y que éstos se encuentren en óptimo estado y en su mejor momento de consumo”.